🔎 Mitos, Fake News y Verdades sobre la Invasión Rusa a Ucrania

Artículos de Análisis:

  • Análisis del Conflicto Rusia-Ucrania del 2022 → ir a la página
  • Mitos, Fake News y Verdades sobre la Invasión Rusa a Ucrania

Recolección de mitos y verdades provenientes de sectores pro-rusos para justificar la invasión militar a Ucrania.

MITOS

Los mitos se pueden dividir en tres secciones:

Cultural

Por el lado cultural, según convenga en el momento, presentan dos argumentos diametralmente contrapuestos: primero, el de una unión identitaria y hermandad histórica impedida por occidente, y segundo, el de un odio xenófobo acérrimo que llegan a clasificar el literal resurgimiento del nazismo:

  1. Los Ucranianos fueron históricamente parte de Rusia y se identifican como Rusos
    Es intrascendente el tema de los 300 años durante los cuáles Ucrania estuvo bajo el yugo del Imperio Ruso, pues también fue parte de Polonia por 200 años, entre el sigo 15 y el 17, en la misma forma en que Argentina lo fue de España desde su nacimiento y en sus primeras décadas (desde 1776 a 1810), es decir, Argentina como nación jamás conoció la libertad hasta que concibió que podía ser libre, y desde ese anhelo buscó su independencia, no porque la tuviera antes. Si se argumenta que los ucranianos deberían volver a ser parte del imperio por que lo fueron antes, ya mismo deberíamos estar entregando la soberanía de Argentina a España.
    Se argumenta también que “Ucrania fue una creación de la Unión Soviética” lo cual, amén de estar demostrado falso por todo registro histórico hasta la fecha, incluso si fuera cierto no tiene por qué pasar por encima de la voluntad de los ucranianos exactamente en la misma forma en la que Rusia pide que, a pesar de que Crimea sea ucraniana, se respete la voluntad de sus habitantes de ser parte de Rusia. Los ucranianos en su inmensa mayoría quieren ser independientes, y no quieren estar relacionados con Rusia sino con la UE, esto fue corroborado eternamente en cada elección desde el referéndum de independencia ante la disolución de la URRS y hasta hoy en día. Rusia debe respetar ésta voluntad así tal y como exigió que se respete la de los habitantes de Crimea y el Donbás, y que no lo haga es una contradicción total de su parte que muestra claramente cuáles son sus verdaderas intenciones. Nuevamente se puede agregar que, en el caso de Argentina, se tiene que la nación fue básicamente una creación de España, de la cuál se ha heredado y se emplean hasta hoy en día no sólo el lenguaje sinó también las instituciones y universidades. Está Argentina por tanto obligada a volver a ser parte de España?

  2. Ucrania estaba desarrollando el surgimiento de un nuevo régimen Nazi.
    Este es tal vez uno de los mitos más fáciles de desmentir: el presidente actual de Ucrania, Volodímir Zelenski, es judío y fue elegido democráticamente por más del 73% de los votos. Es una medición directa que descarta de plano la posibilidad de una estructura neo-nazi tanto a nivel cultural (pues fue elegido por la vasta mayoría del pueblo) como a nivel institucional (de lo contrario, no hubiera podido conformar la estructura política necesaria para llegar a la presidencia y para poder ejercer una vez en el poder).
    Por supuesto, sí existen células neo-nazis, tal como en cualquier parte del mundo, incluyendo Argentina, pero, así como en nuestro país, las elecciones muestran que éstos grupos representan un porcentaje ínfimo de la población.

    Ahora bien, pasado éste punto, nuevamente hay quienes incluso señalan el abrumador apoyo de Ucrania a un presidente judío no quita que exista el Batallón Azov, y que por ende la mera existencia de éste grupo es sola “demostración” de que Ucrania se estaba por convertir en el 4to Reich. Más aún, se toma como “demostración” de ésto el hecho de que para parte de la población un héroe histórico del país como lo fue Stefan Bandera haya sido pro-nazi.
    Nuevamente, es extremadamente simple detenerse y razonar al respecto antes de emitir juicio tal: así como el hecho de que el 73% de la población haya votado a un judío como presidente no quita que exista el batallón Azov, el hecho de que exista el batallón Azov no quita que el 73% de la población haya votado a un judío como presidente. Esa “pseudo lógica” de “que Zelenski sea judío no quita lo del batallón Azov” se reduce al absurdo muy fácilmente con tan sólo aplicarla en la dirección contraria.
    Si vamos a tomar como argumento la mera existencia del batallón Azov, por el hecho de que es una unidad oficial conformada por cerca de 1000 milicianos, entonces tomemos como argumento la mera existencia del partido nazi de Biondini, que también es oficial y que en las elecciones pasadas demostró tener el apoyo de 60.000 personas. Sobra decir que, así como Stefan Bandera, el héroe de los nacionalistas argentinos, Perón, fue un acérrimo defensor y protector de Nazis. Bajo la lógica de sólo señalar la existencia del batallón Azov como sola justificación suficiente para condenar a toda Ucrania como Nazi entonces desde ya hay que prepararnos para la operación rusa de desnazificación de Argentina, puesto que somos un objetivo 60 veces más peligroso.
    Ahora bien, si vamos a la cuestión más lógica, que es ver qué tan representativo de la población son esas células nazis, pues nuevamente, la demostración de su nula significancia la tenemos en los resultados de las elecciones presidenciales, exactamente igual que en Argentina.

  3. Putin no es un dictador imperialista.
    Ha dicho y repetido textualmente en sus discursos: “ríndanse a nuestra voluntad, o serán aniquilados”. En Rusia, no ha permitido el desarrollo normal de elecciones en décadas, encarcelando, asesinando y boicoteando opositores, así como asegurando resultados electorales mediante todo tipo de fraude, incluyendo negar a los opositores con mejor imagen la posibilidad de presentarse a elecciones.

  4. Referendums del Donbás.
    A diferencia del caso de Crimea, estos referendums fueron denunciados por fraude incluso por organizaciones rusas como la GOLOS (organización oficialmente reconocida por el estado, el cuál la financia). Sin embargo, convenientemente fue declarada un “agente extrangero” un mes antes de las elecciones del 2021, lo cual coincide con las previsiones del fraude que iba a ser necesario cometer para darle la victoria a Putin dada la abrupta baja en el apoyo de los electores. Notar que los datos son relevados por la agencia rusa “Levada Center”, reconocida oficialmente por el gobierno ruso como una fuente de información confiable siempre que no muestre datos negativos (razón por la cual siempre es decretada como “agente extrangero” inmediatamente antes de cada elección).

Economía

No se puede argumentar que hubiera motivos de fondo económicos, por dos motivos:

  1. La economía rusa depende totalmente del comercio con el resto del mundo. Es uno de los principales exportadores de materias primas, y en el caso específico de la exportación de gas natural, las nuevas líneas NordStream ya estaban por dejar totalmente obsoletas en términos de capacidad a las que pasaban por Ucrania. Al realizar éste ataque, se arriesgaron a perderlo todo, sin que fuera posible, en el caso de una victoria, poder ganar objetivos estratégicos que pudieran compensar las pérdidas por las sanciones, ya que incluso de conquistar Ucrania, se sigue teniendo el mismo modelo exportador de materias primas que occidente rápidamente mostró ser capaz de reemplazar. Esto lleva al siguiente punto.

  2. Al realizar éste ataque, Rusia sabía que se sometía a sanciones que iban a dañar severamente su economía. Se preparó durante años para disminuir el impacto, al tratar de independizar sistemas vitales del resto del mundo, como la internet, el GPS, el sistema de transferencias bancarias, etc. Es decir, se aseguraron el poder económico antes de invadir, sin concebirlo como una consecuencia posterior.

Militar/Seguridad

  1. "Ucrania siempre se opuso al reclamo de Argentina sobre las islas Malvinas"
    Notar que quienes presentan éste argumento no lo acompañan jamás de ninguna fuente, simplemente porque no existe. En efecto sólo existe registro de lo contrario: referencias al histórico apoyo de Ucrania hacia Argentina por la causa de Malvinas, como se puede ver en éste artículo archivado que publicara Télam en el 2012, así como en ésta nota reciente de El Cronista, en la que se cita al Embajador de Ucrania, Sergiy Nebrat, solicitando apoyo a Argentina mientras le recuerda el apoyo que Ucrania le dio siempre por Malvinas. Por ende, quién se quiera terminar de sacar las dudas al respecto, no tiene más que pedir confirmación oficial de parte de la Embajada de Ucrania.

  2. Rusia se sentía amenazada por la OTAN.
    Si la OTAN no se está metiendo incluso ante una invasión total en todo el territorio de un país clave como lo es Ucrania, debido a que quiere evitar escalar el conflicto a un enfrentamiendo directo con Rusia (incluso desde cualquiera de los países limítrofes a Rusia que ya son parte de la OTAN), entonces realmente qué tipo de amenaza podía temer Rusia previamente? De hecho, el accionar de Rusia claramente muestra que sabían que la OTAN no iba a intervenir para evitar una escalada a un conflicto directo. Por lo tanto, Putin nunca tuvo un temor fundado en la amenaza militar, ni nuclear, ni económica, sino en la disolución del propio régimen ante la avanzada no de las armas, sinó de la influencia de las doctrinas democráticas.

  3. Ucrania estaba desarrollando armas biológicas.
    Nuevamente, todas las publicaciones que hacen éste tipo de denuncias, además de provenir exclusivamente de Rusia, no presentan prueba alguna de sus afirmaciones. Declaran como demostración definitiva el sólo hecho de “tener pruebas y documentos”, de los cuáles no han hecho público ninguno. Ni siquiera han circulado documentos falsos. Sumado a ésto, siendo una acusación tan grave, es llamativo que los medios oficialistas rusos hayan recurrido a ésta retórica sólo a éstas alturas, cuando podrían haber hecho este tipo de denuncias de antemano, e incluso añadirlas al pretexto de invasión. Ésto en efecto no se hizo nunca. Es sólo ahora que está comenzando a surgir el pretexto de que Rusia de estaba defendiendo de una “amenaza con armas biológicas de parte de la OTAN”. Éste tipo de amenaza es un casus belli directo e indiscutible, y hubiera puesto la opinión mundial a favor de Rusia desde el día cero. Por qué no se hizo? Por qué, casualmente, surge “misteriosamente” sólo ahora que la invasión Rusa ha fracasado?
    En definitiva: cualquier potencia carece totalmente de autoridad para señalar a la otra, pues todas desarrollan armas químicas, tanto la OTAN, como Rusia, como China. Y ésta es la razón por la cual no se empleó éste pretexto desde el comienzo. De hecho, es un peligro que se esté empleando ahora, puesto que es una clara señal de que quién está preparando el terreno para dar lugar a un ataque de éste tipo es Rusia, quien más lo necesita.

    Ahora bien, pasado éste punto, hay quienes incluso señalan la mera existencia de laboratorios biológicos en Ucrania como sola “demostración” necesaria para confirmar todas las teorías conspirativas. Ésto es igualmente muy simple de razonar: primero, todo país desarrollado del mundo tiene un laboratorio bioquímico de análisis de patógenos, incluyendo por supuesto Argentina. Por eso es ridículo tomar la “confesión” de Victoria Noland como demostración de nada, pues la existencia de dichos laboratorios no sólo es pública, sinó común a la mayoría de los países. En nuestro caso, tenemos el famoso Laboratorio INTA, referente mundial en trabajo con virus exóticos. Sobre éste laboratorio se han expresado exactamente el mismo tipo de preocupaciones que expresara Victoria Noland sobre la posibilidad de que una irrupción en el mismo permitiera el uso de los patógenos para realizar ataques contra la población. Razón por la cual el mismo INTA es también monitoreado bajo estrictos estándares de seguridad. También se esgrime como “demostración de complot” los estudios que realizara éste laboratorio sobre murciélagos, los cuáles desde la pandemia se han vuelto en efecto un estudio estándar en todos los laboratorios de éste tipo, incluyendo por supuesto al INTA. Notar que todas las fuentes empleadas corresponden a anuncios públicos realizados de manera oficial, por el mismo INTA y por el Gobierno Argentino, pues no hay nada que esconder.

  4. La OTAN violó el pacto de no-expansión con Rusia.
    Éste argumento se basa en sacar totalmente de contexto qué se dijo y cuándo se dijo, y para prueba no hay mayor autoridad que quién estuvo personalmente a cargo de dichas negociaciones, el mismísimo Gorbachev, quién aclaró el tema en una entrevista brindada a la cadena estatal rusa “Russia Beyond”, perteneciente al grupo estatal TV-Novosti. Es decir, la entrevista fue publicada (y aún está publicada!) por la misma cadena que ahora defiende la invasión rusa en ucrania. El siguiente es un extracto que desmiente el mito de la “traición de la OTAN” (pueden ver la entrevista completa aquí):

    The topic of “NATO expansion” was not discussed at all, and it wasn’t brought up in those years. I say this with full responsibility. Not a singe Eastern European country raised the issue, not even after the Warsaw Pact ceased to exist in 1991. Western leaders didn’t bring it up, either. Another issue we brought up was discussed: making sure that NATO’s military structures would not advance and that additional armed forces from the alliance would not be deployed on the territory of the then-GDR after German reunification. Baker’s statement, mentioned in your question, was made in that context. Kohl and [German Vice Chancellor Hans-Dietrich] Genscher talked about it.

    Everything that could have been and needed to be done to solidify that political obligation was done. And fulfilled. The agreement on a final settlement with Germany said that no new military structures would be created in the eastern part of the country; no additional troops would be deployed; no weapons of mass destruction would be placed there. It has been observed all these years. So don’t portray Gorbachev and the then-Soviet authorities as naïve people who were wrapped around the West’s finger. If there was naïveté, it was later, when the issue arose. Russia at first did not object.

    The decision for the U.S. and its allies to expand NATO into the east was decisively made in 1993. I called this a big mistake from the very beginning. It was definitely a violation of the spirit of the statements and assurances made to us in 1990. With regards to Germany, they were legally enshrined and are being observed.


    Ésta última afirmación sin embargo es un punto clave: suma a lo dicho en el ítem (1) en la sección de “Verdades”, respecto al pésimo manejo diplomático de parte de la OTAN, en especial siendo que en la época en la que se realizaron esas charlas y tratados estaba en una posición mucho más favorable para tratar con Rusia de una forma más diplomática, debido a que Rusia no estaba en condiciones de negociar nada después de la caída de la Unión Soviética y el posterior colapso económico y la disolución de su territorio.

  5. Ucrania estaba por integrarse a la OTAN y recibir armamento nuclear.
    Si bien tanto la OTAN como Estados Unidos siempre afirmaron públicamente que si bien estaban abiertos a incorporar a Ucrania, ésto no iba a ocurrir en un futuro cercano, el argumento más fuerte es el temor de que Ucrania recibiese armamento nuclear. Éste temor carece totalmente de la relevancia estratégica que se le busca dar ante la opinión pública, debido a que Latvia, Estonia y Lituana forman parte de la OTAN desde el 2004, y están tan cerca de Moscú como Ucrania. Sin embargo nada ha dicho nunca Rusia sobre éstos países, pues no es en ellos en los que ve un riesgo político, y no son éstos los países que tienen los recursos naturales que les gustaría explotar.
    Por sobre todas las cosas, el tratado de desnuclearización de Budapest consistió precisamente en que Ucrania se comprometa a ser una nación no nuclear a cambio de que Rusia le asegure su integridad territorial. Fue luego de la firma de éste tratado que todas las ojivas nucleares soviéticas en territorio ucraniano fueron devueltas a Rusia. Es Rusia la que con su vejación del territorio ucraniano está por tanto llevando a la posibilidad de que sea posible un rearme nuclear al haber ellos roto el tratado, no Ucrania.

  6. Ucrania estaba cometiendo un genocidio en el Donbás.
    La perpetración de crímenes en esa zona, de parte de ambos bandos, ha sido confirmada por fuentes independientes. Asimismo, siendo una zona de conflicto, es imposible que las acciones de ambos bandos no causen muertes civiles. Sin embargo, la acusación de genocidio es de una naturaleza totalmente diferente, y en éste caso carece totalmente de fundamento. En efecto, Rusia no ha presentado ningún tipo de pruebas al respecto, e incluso ha citado los “testimonios” de “profesionales” inventados, como se puede ver en varios ejemplos que enumera éste artículo, los cuales cada quién puede corroborar por sí mismo. Asimismo, y contrario a las confirmaciones independientes de crímenes de guerra, no existen confirmaciones independientes de que ninguno de los dos bandos haya cometido etnocidio en ésta zona, siendo los medios estatales rusos la única fuente de las acusaciones hacia Ucrania.

  7. La tecnología 5G está diseñada para envenenar a la gente e incluso para el control mental.
    De alguna forma a ésta teoría conspirativa también la suman al conflicto en Ucrania en conjunto con las demás “pruebas” y “demostraciones” de que “todo es parte de un plan global”. Es importante notar que todas estas teorías provienen exclusivamente de gente que no está capacitada para entender los temas que trata de analizar, y que de por sí tiene dificultad para entender la tecnología en general (razón por la cual también suelen pertenecer en su mayoría a un rango etario de 50 para arriba). Traten de encontrar un sólo contra-ejemplo de la afirmación anterior, y verán que no existe. En efecto, la teoría conspirativa consiste en suponer que todo y cada uno de los cientos de millones de alumnos que salen matriculados en estudios sobre electrónica alrededor de todo el mundo son parte de un complot mundial perfecto, y (coincidentemente) sólo aquellos que no han estudiado el tema son capaces de “ver la verdad”. Es una situación que se explica sola y no reviste mayor análisis.
    Sin embargo, el cuestionamiento sobre el impacto del 5G sobre la salud es absolutamente válido y es la razón por la cual, lógicamente, sí se han realizado numerosos estudios para evaluar dicho impacto. Se encuentra una recopilación exhaustiva de los mismos en éste artículo de la National Geographic (en efecto, todos demuestran que no existe tal impacto negativo sobre la salud humana).
    Es importante destacar el caso de Martin Pall, un prominente bioquímico que sí ha emitido duras críticas contra la expansión de la tecnología 5G (es tal vez uno de los mayores exponentes). Sin embargo, ha sido criticado en sus estudios por emplear evidencia sesgada. Un claro ejemplo de eso es su artículo “Wi-Fi is an important threat to human health”, en el cual cita como pruebas estudios de impacto en la salud ante la exposición de radiofrecuencias elevadas, pero que datan de la década del 70 y se realizaron con equipamiento militar que empleaba tecnologías e intensidades totalmente alejadas de las tecnologías actuales. Es como decir que exponerse a una temperatura de 30° tiene que ser malo porque exponerse a una temperatura de 300° grados es malo. Es más, siguiendo la misma lógica de Pall y usando el mismo razonamiento con el que dice que “El WiFi” es malo, podemos concluir que “La Temperatura” es mala. Ni uno ni lo otro: como en todo, hay rangos (seguros).


Siendo por tanto los "argumentos" culturales, militares y económicos todos infundados, sólo queda una última clasificación sin atender, que es aquella de la que no hablan pues allí radican sus verdaderas intenciones: [la cuestión política](https://foro.enunionylibertad.com/t/analisis-del-conflicto-rusia-ucrania-del-2022/201). Estas intenciones pueden ser extraídas al inicio del [discurso de Putin](https://www.aljazeera.com/news/2022/2/24/putins-speech-declaring-war-on-ukraine-translated-excerpts), pues es de hecho lo primero que menciona: el destrato diplomático sufrido a manos de la OTAN y la expansión de su influencia ha afectado la sostenibilidad del régimen tanto en su posición ante el mundo como en su posición de autoridad dentro de la misma Rusia. Es netamente una cuestión de poder, una cuestión de influencia, en especial, interna: Putin quiere evitar una revolución que derribe al régimen y lo reemplace por una democracia.


VERDADES

  1. La OTAN también tiene la culpa.
    A pesar de que siempre se avanzó según la voluntad de naciones soberanas, definitivamente se deberían haber desarrollado de forma más diplomática, y con un mayor nivel de intercambio y reciprocidad, los avances que realizara la OTAN sobre territorios previamente bajo influencia de la Unión Soviética luego de su colapso. Previamente, dicho tipo de estrategia diplomática de trato recíproco de “igual a igual” había tenido un enorme éxito durante la época en que se procedió al mutuo desarme nuclear.
    Décadas de desatenciones diplomáticas fueron históricamente consideradas por Rusia como una ofensa, una provocación, e incluso una amenaza directa. Éste comportamiento despertó permanentes críticas y advertencias sobre futuros conflictos incluso dentro de la misma OTAN.
    En efecto, el siguiente extracto del discurso que diera Putin el 24/02 al momento de anunciar la invasión se hace eco de la última expresión de Gorbachev señalada más arriba (Ítem 4 de la sección “Mitos”):

    “After the collapse of the USSR, the realignment of the world began, and the norms of international law that had been developed – the key, basic ones being adopted in the aftermath of World War II and largely consolidating its outcome – began to get in the way of the self-proclaimed winner of the Cold War.
    Of course, in practical life, in international relations and the rules that regulated them, it was necessary to take into account changes in the state of affairs in the world and the balance of power. This should have been done professionally, smoothly, patiently, taking into account and respecting the interests of all countries and understanding one’s own responsibility. But no, the euphoria from having absolute superiority, a kind of modern-day absolutism, and the low level of general culture and arrogance of decision-makers [led to] decision prepared, adopted and pushed through that were beneficial only for themselves. The situation began to develop according to a different scenario."


    Ésto fue una gravísimo error en términos de política exterior de parte de la OTAN, pues se sabía que se estaba lidiando con una nación muy orgullosa de su identidad, de su historia y de su prestigio, y que aún concebía sus relaciones exteriores bajo la visión de “Esferas de Influencia” heredada de la Guerra Fría. De haberse procedido de forma recíproca, con una diplomacia “de igual a igual”, se hubiera logrado borrar las fronteras de las antiguas esferas de influencia, entrelazando más las culturas y las naciones, manteniendo el orgullo y el prestigio, y por lo tanto evitando que Rusia se sienta atacada y provocada. La humildad y la cintura hubieran sin duda predispuesto un panorama muy diferente. En cambio, en lugar de borrar las fronteras, la OTAN decidió reforzarlas y expandirlas, tomando posiciones militares estratégicas para mantener “amedrentada” a Rusia. Haya sido ésto o no el libre y legal ejercicio de la soberanía de los países que decidieron formar parte, no había ninguna necesidad de proceder de ésta forma, en especial siendo que Rusia había repetidamente mostrado corresponder gestos diplomáticos igualitarios.
    En definitiva: Justifica ésto el accionar de Rusia? Bajo absolutamente ningún punto de vista, pues nunca hubo una amenaza real de ningún tipo: ésto no ha sido más que un duelo de orgullos. Pero, habiendo estado tan a la mano la posibilidad de parte de la OTAN de predisponer una realidad opuesta a la que se está viviendo actualmente, con tan sólo haberse manejado mejor en ese juego de orgullos mediante una diplomacia de altura y sin costo alguno, ni económico ni político, se suma también su accionar a la tristemente larga lista de trágicos ejemplos históricos de cómo los aires de superioridad y la ilusión de impunidad sólo llevan una y otra vez al sufrimiento de millones de inocentes.


DEBATES

  1. Ucrania incumplió los acuerdos de Minsk.
    Ambos países se acusan mutuamente de ésto, en especial debido a que, a pesar de la firma de los acuerdos, éstos estaban plagados de indefiniciones que llevaron a que ambas partes consideraran permanentemente que la otra los estaba incumpliendo.

  2. Ley de lenguaje ucraniano.
    Ésta ley no se basa en oprimir a otros lenguajes, sino en poner el lenguaje ucraniano a la par. El ucraniano no siente que su lenguaje sea superior sino que lo siente relegado. Con esta ley se busca paridad, pues se le pide lugar, no exclusividad. Sin embargo, el nuevo presidente electo prometió revisar la ley debido a que en su forma actual “es susceptible de ser usada tanto para bien como para mal”. Sin embargo, el decreto de estandarización de la enseñanza en lenguaje ucraniano en las escuelas, si bien claramente apunta a que todos puedan tener igual acceso a la educación en todos lados, juega con cuesitones sensibles de identidad que deben ser mejor manejadas, contrariamente a como la ley actual ha sido formulada. Es parte de la revisión que el actual presidente de Ucrania ha prometido. Se debe remarcar que ningún lenguaje se ha prohibido, simplemente se ha establecido un estándar que además asegura a todos igual acceso a la educación en cualquier parte del territorio. Otra contradicción más de los sectores pro-rusos consiste en que por su lado sí que han prohibido de facto el lenguaje ucraniano y todo signo identitario de ucrania en las escuelas e instituciones del Donbás.

1 me gusta